Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para grabar en casa

Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para grabar en casaLo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para grabar en casa

Saber lo que hay que hacer al grabar en casa suele estar más claro que lo que no hay que hacer. Pero lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer es igualmente importante.

He elaborado esta lista porque he aprendido estas cosas por experiencia. Y no quiero que otros productores domésticos tengan que hacerlo.

Voy a repasar lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer en cada una de las cuatro etapas principales de la grabación de una canción desde cero: el espacio de grabación, el equipo de grabación, el proceso de grabación y la posproducción.

Su espacio de grabación

Lo primero que hay que tener en cuenta es el lugar donde se va a grabar la música. Es un factor decisivo en la calidad de tus grabaciones, a pesar de que a menudo se pasa por alto.

 

Escoja la habitación adecuada

La mayoría de los músicos que graban en casa no tienen muchas opciones en cuanto a espacio de grabación. Se trata de trabajar con lo que tienes.

Pero, si es posible, intenta elegir un espacio/sala que sea grande, silencioso y con suelos de madera. Las habitaciones más grandes tienen menos sonido reflejado y mejor reverberación. Las habitaciones silenciosas mantienen el ruido exterior fuera de la grabación. Y la moqueta absorbe sobre todo las frecuencias altas, lo que es malo para la acústica.

Actualmente grabo en un vestidor, que -en cuanto a sonido- no es el mejor de la casa. Pero es el único disponible y hago que funcione.

NO use un espacio sin tratar

Sea cual sea el espacio de tu casa en el que acabes grabando, debes añadir el máximo tratamiento acústico posible. Esto puede incluir paneles acústicos, trampas de graves y difusores, y puedes comprar estos materiales nuevos o hacerlos tú mismo.

Para conocer todos los detalles sobre el tratamiento de su habitación, consulte nuestra guía para principiantes sobre el tratamiento acústico.

Su equipo de grabación

Lo que se graba es casi tan importante como el lugar donde se graba. Así que aquí tienes algunas cosas que debes y no debes hacer cuando se trata de equipos de grabación.

Obtenga el mejor equipo que pueda pagar

Es probable que tu presupuesto no sea enorme (yo sé que el mío no lo es), pero aun así es importante conseguir el mejor equipo de grabación que puedas. Un mal micrófono puede arruinar una buena canción. Un cable con un zumbido puede arruinar toda una grabación. Así que investiga antes de comprar. Merece la pena.

No te asustes si sólo tienes un iPhone

Por otro lado, si lo único que tienes es un iPhone, puedes grabar música. Hay gente que ha grabado canciones pop de éxito con un teléfono. Así que si tu equipo no es bueno y no tienes presupuesto, eso no es una excusa para no hacer música.

Saber utilizar el equipo

Sea cual sea el equipo que acabes comprando, lo más importante es que sepas cómo utilizarlo y cómo funciona todo. Puedes tener la interfaz de audio más sofisticada, pero si no sabes usarla, no podrás grabar música de calidad. Del mismo modo, si lo único que tienes es un iPhone pero conoces todos los entresijos del funcionamiento de GarageBand, te irá bien.

NO GUARDE SU EQUIPO EN EL EXTRANJERO

Conozco a músicos que no tienen más remedio que guardar su equipo de grabación en la estantería o en el armario después de cada sesión de grabación. A veces no hay más remedio que hacerlo.

Pero si puedes evitarlo, no guardes tu equipo. Busca un espacio donde puedas dejarlo fuera. Cuanto más trabajo suponga prepararse para grabar, menos probable será que lo hagas. En cambio, si puedes ir a tu espacio de grabación con todo listo, lo harás mucho más.

El proceso de grabación

Ahora, el cómo de la grabación en casa, un aspecto crucial para hacer una gran canción.

 

Aísle su fuente de sonido

Hay un dicho en ingeniería de audio: "Siempre puedes añadir reverberación a una grabación, pero nunca puedes quitarla". Por eso es fundamental, sobre todo en espacios de grabación no ideales, aislar lo que se está grabando. Hay que hacer que suene lo menos posible.

Por ejemplo, graba las voces en un armario lleno de ropa. O coloca un colchón en su extremo y graba tu guitarra acústica en él.

Sólo hay que eliminar toda la reverberación posible, sobre todo si estás en una habitación pequeña y con moqueta.

NO GRABE SIN UNA PISTA DE CLIC

Una pista de clics (también conocida como metrónomo) te mantiene en el tiempo, lo que obviamente es necesario en las grabaciones con sonido profesional. Y si eres puntual, la edición será mucho más fácil porque las cosas se alinean. Además, tocar con un clic te convertirá en un mejor músico.

Registre todas las ideas que tenga

Lo sorprendente de la tecnología de grabación actual es la capacidad de edición y la cantidad de almacenamiento y recuperación. Puedes grabar 30 ideas de guitarra y elegir la que más te guste después. Por eso debes grabar todos los sonidos que creas que pueden funcionar: cada instrumento, cada melodía, cada lick. Siempre puedes elegir el que te guste después de grabarlo y deshacerte de los demás.

NO TENGA MIEDO A REGISTRARSE

Esto es algo que me han recordado mucho últimamente. Merece la pena que le des a grabar una vez más y vuelvas a tocar la pieza. Tu antigua toma seguirá estando ahí, y si acaba funcionando, puedes seguir utilizándola. Pero no te sientas tan apurado como para no hacer otra toma.

Post-Producción

Vale, ya tienes una canción bien grabada que has hecho en una sala bien tratada. Ahora es el momento de lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer en la postproducción...

 

Utilizar una pista de referencia al mezclar

Esto cambió mi forma de mezclar música. Es una forma de aprender activamente de los artistas que te inspiran.

Antes de empezar a mezclar, busca una pista que se parezca mucho a tu canción y que suene como quieres que suene la tuya. A continuación, introduce esa pista en tu DAW mientras mezclas. Silencia la pista de referencia cuando estés mezclando y desactívala cuando quieras consultarla.

No deje que ningún nivel llegue al rojo

El rojo siempre es algo malo cuando se trabaja con audio. Es cuando la fuente de sonido (al grabar) o el nivel (después de grabar) es demasiado alto y se distorsiona.

En cada paso de tu cadena de señal, aléjate del rojo. La mentalidad anti-rojo debe comenzar durante el proceso de grabación, pero cuando estés ajustando los niveles de ganancia, añadiendo plugins y ajustando el volumen del fader maestro, asegúrate de que los niveles nunca lleguen al rojo.

Domina tu canción

La masterización es el último paso en el proceso de creación de una canción de nivel industrial. Se trata de pulir la canción para que suene como un éxito de la lista Billboard 100. Contratar a un ingeniero de masterización es la opción típica, y eso funciona para muchos músicos. Pero muchos artistas independientes no pueden permitírselo, aunque quieran desesperadamente esa calidad de nivel profesional.

Por eso eMastered es el salvador del productor independiente. Por un coste mensual razonable, puedes obtener un número ilimitado de masters que están a la altura de las canciones masterizadas por profesionales.

Da vida a tus canciones con una masterización de calidad profesional, ¡en segundos!