Mezcla de música: Cómo prepararse para una mezcla

Mezcla de música: Cómo prepararse para una mezclaMezcla de música: Cómo prepararse para una mezcla

La mezcla puede ser la parte más intimidante de la carrera de un productor/ingeniero. Una canción es como una máquina bien elaborada con cientos de pequeñas piezas móviles que la componen. En la mayoría de los casos, puedes evitar sentirte abrumado por una mezcla con la preparación adecuada.

1. Reunir recursos de referencia

Es importante tener un puñado de referencias disponibles durante el proceso de mezcla. Éstas pueden venir en forma de otra música, vídeos tutoriales o artículos. Un buen ingeniero de mezclas suele utilizar otra canción como mezcla de referencia para orientar la dirección del proceso. Lo mejor es encontrar la canción más parecida posible a la que estás mezclando. Identifica los aspectos de la mezcla de referencia que te gustaría conseguir en tu mezcla. Toma nota de estos hallazgos y asegúrate de que son fácilmente accesibles durante todo el proceso de mezcla.

Otro gran recurso para tus mezclas es YouTube. Si hay alguna parte de la mezcla de la que no estás seguro, te ayuda a refrescarte con los miles de profesionales de la plataforma. Uno de los YouTubers más populares para la teoría de la mezcla es WickieMedia .

Muchos ingenieros prefieren sus recursos en forma escrita. Existen innumerables blogs sobre técnicas de mezcla generales y específicas. En eMastered disponemos de muchos recursos escritos de acceso gratuito, como esta guía de iniciación a la mezcla.

2. Organizar el proyecto

Trabajar en un proyecto desordenado es como trabajar en un escritorio desordenado; podrías hacerlo, pero ¿para qué lidiar con el dolor de cabeza? En cualquier caso, la mezcla es un proceso casi tan visual como auditivo. Una de las ventajas de las modernas estaciones de trabajo de audio digital es que podemos optimizar nuestra experiencia visual para reflejar la presentación dinámica y espectral del audio. Este proceso es posible con una combinación de títulos, disposición visual de las pistas, coloreado y rebote de múltiples canales a audio. Asegurarse de que todas las pistas están debidamente tituladas es un primer paso sencillo para conseguir una mezcla organizada. Dar a cada pista un nombre que puedas recordar te ayudará a desplazarte por el proyecto para arreglar rápidamente un sonido. También es una buena oportunidad para dejar notas entre paréntesis, como "Bajo 1 (necesita corte de graves)". Titular adecuadamente todas las pistas también facilita el proceso de arreglo visual. Organizar visualmente tu proyecto consiste en colocar los canales en el orden que mejor complemente tu flujo de trabajo de mezcla. A algunos ingenieros les gusta organizarlos por grupos de instrumentos, otros los organizan espectralmente por frecuencia, otros los organizan alfabéticamente. Hay muchos métodos de ordenación visual de pistas para que experimentes y decidas cuál es el más cómodo. Una forma más avanzada, pero útil, de ordenar tu mezcla es rebotar tantas agrupaciones de canales en audio como sea posible. En muchos casos, lo mejor es hacer esto mientras estás mezclando la canción. Por ejemplo, si se reproducen simultáneamente tres sonidos de cuerda que crean un efecto de pad, al pasarlos a audio juntos se reducirá en dos el número de pistas del proyecto. Este método también reducirá el número de plug-ins utilizados en la mezcla, lo que se traduce en una mejor organización y un menor uso de la CPU.

3. Comunicar/recibir opiniones

Siempre es beneficioso tener al menos otra opinión sobre una mezcla en bruto. Los productores suelen experimentar la "fatiga del productor" tras horas de trabajo en una canción. En este caso, algunas partes toscas de la premezcla pasan desapercibidas para el productor. Acudir a tus amigos con el oído bien entrenado es una buena forma de identificar los elementos esenciales de la mezcla que puedes estar pasando por alto. Es útil contar con el mayor número posible de opiniones; cada ingeniero tiene diferentes puntos fuertes y puede ofrecer una nueva perspectiva. Si puedes conseguir las notas de varios amigos, haz un documento con la lista. Resalta o pon en negrita las notas que mencionen numerosos amigos. Organizar estos pensamientos por escrito ayuda a optimizar el flujo de trabajo con una hoja de ruta de tu mezcla.

Nota : Si vas a mezclar la canción de otra persona, consulta con ella la posibilidad de pedir opiniones a otros ingenieros. Algunos artistas pueden preferir que mantengas la confidencialidad del trabajo. En este caso, la forma más importante de comunicación es con el artista de la canción. Si el artista solicita especificaciones, asegúrate de anotarlas también.

Una vez que hayas reunido las notas, identificado los recursos y organizado tu proyecto, estarás listo para mezclar.

¿Listo para empezar a hacer mejor música? Vea por qué los músicos están usando eMastered para hacer su audio suene mejor que nunca en las plataformas de streaming.

Da vida a tus canciones con una masterización de calidad profesional, ¡en segundos!