Comprender los polirritmos: Lo que hay que saber

Comprender los polirritmos: Lo que hay que saber Comprender los polirritmos: Lo que hay que saber

Comprender el mundo de los polirritmos complejos puede resultar desalentador. Al fin y al cabo, los polirritmos no se presentan tan a menudo en la música occidental y pueden ser difíciles de identificar para los músicos que empiezan.

Por suerte, estos complejos patrones rítmicos pueden entenderse con un poco de orientación y práctica. A continuación, compartiremos cómo funcionan estos patrones rítmicos, dónde puedes escuchar música polirítmica y, lo que es más importante, cómo puedes tocar polirritmos por tu cuenta. También compartiremos un par de ejemplos de polirritmia en la música para que puedas empezar a comprender el funcionamiento de estos ritmos.

¿Qué es un polirritmo?

Para entender los polirritmos, puede ser útil desglosar la propia palabra. Si separamos la palabra poly de polirritmo: poly significa "multi" o "más de uno". Un polirritmo es esencialmente una combinación de al menos dos o más ritmos ejecutados en el tiempo y el tempo exactos.

También conocido como ritmo compuesto, el polirritmo es cualquier combinación de dos o más ritmos, cada uno de los cuales tiene su propia sucesión independiente de eventos musicales. Un ritmo único se toca contra un contra-ritmo, normalmente con un énfasis compartido en el primer tiempo. Esta tensión rítmica hace que el ritmo sea atractivo, con un pulso básico al principio de cada compás.

Esta expresión musical puede durar un segmento, o puede existir y cambiar a lo largo de toda una canción. Un polirritmo puede ser simple, en un surco de 4/4 como los tambores que escuchamos en el ritmo selvático del clásico éxito de Bow Wow Wow, "I Want Candy". O puede ser muy complejo, utilizando múltiples voces y compases extraños, como la relación entre la Sitar y la Tabla en la música clásica india. Sorprendentemente, la música tradicional utiliza polirritmos complejos con bastante frecuencia en todas las culturas.

Los polirritmos pueden estar presentes a lo largo de toda una pieza, o sólo aparecer durante un par de compases dentro de una composición. Cuando un polirritmo es la base de una pieza musical, también puede clasificarse como ritmo cruzado. El ritmo cruzado es la base de géneros musicales como la música africana y caribeña.

Breve historia de los polirritmos

Los polirritmos se remontan a sus raíces africanas, donde están profundamente arraigados en la cultura musical. A muchos músicos se les enseñan estos complejos ritmos desde una edad temprana, como una forma de comunicación cultural muy arraigada.

Con el tiempo, estos ritmos empezaron a extenderse a distintos géneros, sobre todo el jazz, pero también el rock, la música tradicional y otros géneros como la música afrocubana. Aunque la música occidental no toca con frecuencia los polirritmos, aún se pueden ver en la música popular, incluyendo temas de Van Halen, Disclosure y los Gorillaz.

Tipos de polirritmia

Algunos polirritmos son más comunes que otros. A continuación, compartiremos algunos de los polirritmos más comunes que aparecen tanto en la música tradicional como en la occidental. Si tienes problemas para aprender los polirritmos, ¡no te preocupes! Pueden ser necesarios años de formación musical para reconocer realmente estos complejos ritmos.

3:2 Polirritmo: La Hemiola

Uno de los polirritmos más comunes es la hemiola, o tres contra dos. También puede denominarse 2:3. Todos los polirritmos, incluido el hemiola, pueden denominarse indistintamente valor X:Y y valor Y:X. En este polirritmo, se tocan 3 notas en un tresillo contra 2 notas en un duplet, y cada par de notas se sincroniza en el tiempo 1.

Aquí hay un video rápido que detalla cómo tocar este polirritmo:

Polirritmo 3:4: Polirritmo 4 contra 3

Los polirritmos de 4 contra 3 se componen de tresillos de corcheas y semicorcheas. Este es un ejemplo de cómo se toca el polirritmo 3:4:

Polirritmo 4:5: Polirritmo 4 contra 5

El polirritmo 4:5 es menos común que la hemiola y el polirritmo 3:4. El polirritmo consiste en cuatro semicorcheas contrastadas con un quintento de semicorcheas. Suena así:

Ejemplos de polirritmia en la música

Polirritmia es una palabra utilizada para describir la combinación armónica de voces que se escucha en una canción, a menudo asociada con la música latinoamericana, el jazz, los tambores africanos y la música clásica india (por nombrar algunos). Sería un error asociar la polirritmia únicamente a un género o estilo musical concreto. Lo cierto es que podemos identificar la polirritmia en casi todas las formas de música.

La mayoría de los polirritmos que se escuchan en la música popular actual se consideran muy bailables . No es de extrañar, pues, que estos ritmos populares tengan su origen en África. Pero los tambores y el ritmo tenían una función más importante en la cultura africana que la de la música de baile: también se utilizaban (y aún se utilizan) para la comunicación a larga distancia y las ceremonias con sus ritmos diseñados por el lenguaje natural y los patrones de habla de la tribu o tribus. Cuando te das cuenta de esta rica historia y de la relación entre los ritmos africanos y el pop moderno, el papel emocional que tiene en la música cobra sentido.

¿Por qué es importante?

Al igual que la armonía tonal de un acorde o una progresión, el polirritmo en la música añade profundidad y emoción a una canción. Sin ella, la música puede parecer incompleta. Y la música popular sonaría muy diferente.

Como escribe el neurocientífico Daniel J. Levitin en su libro "This Is Your Brain On Music", sabemos que los patrones rítmicos juegan con el sistema de placer del cerebro, alimentando nuestras vías neuronales con dopamina como recompensa. Sin el ritmo en la música, el mundo entero sería un lugar muy diferente.

Algunos géneros y estilos de música se llevan bien sin polirritmia, como el canto gregoriano . Por mucho que me guste escuchar a los monjes cuando medito, el ritmo siempre estará donde esté el corazón.

La polirritmia en la música africana

Los polirritmos más comunes y los más complejos se remontan a los orígenes africanos. Estos complejos polirritmos se convirtieron en un elemento básico de la cultura y siguen facilitando el sentido de comunidad hasta el día de hoy.

Aquí hay un ejemplo rápido del grupo Butour Ngale que demuestra una variedad de sonidos polirítmicos con el tambor de mano y la voz:

La polirritmia en el jazz

El jazz es conocido por ser una de las formas musicales más complejas, por lo que tiene sentido que el género adopte la interpretación de polirritmos. De hecho, el jazz está considerado como uno de los pocos ejemplos de música occidental que adopta el arte de los polirritmos comunes y los ritmos cruzados -- El género permite un sinfín de posibilidades, ya sean ritmos simples o simultáneos. He aquí un ejemplo del Avishai Cohen Trio:

La polirritmia en el metal

Aunque no te lo esperes, es posible que encuentres ejemplos de batería y ejecución polirítmica cuando escuches música metal occidental. Aunque muchas canciones de rock progresivo y metal utilizan ritmos sencillos, muchos grupos más experimentales han empezado a adoptar polirritmias complejas y comunes para destacar en la escena.

Puedes escuchar a Nine Inch Nails utilizando un polirritmo en su canción "La Mer". Nine Inch Nails crea este polirritmo teniendo una línea de bajo en 4/4 o tiempo común, mientras que el piano está en 3/4.

La polirritmia en otros géneros musicales

Aunque la música africana, el jazz y el rock progresivo son los lugares más comunes donde se encuentran los polirritmos, hay muchos otros músicos que los tocan y los incorporan a su música.

La música afrocubana, por ejemplo, utiliza polirritmias con frecuencia. También se pueden encontrar polirritmias en la música clásica carnatica e india.

Síncopa vs. Polirritmia

El polirritmo se confunde a veces con la síncopa. Sin embargo, es diferente. La síncopa se refiere a la técnica de acentuar los tiempos muertos y los tiempos intermedios de un ritmo. Un ritmo simple o un polirritmo pueden tener síncopa. Los polirritmos no son necesariamente sincopados o viceversa. La poliritmia se refiere a dos ritmos diferentes que suenan simultáneamente, mientras que la síncopa es simplemente acentuar los tiempos menos comunes expresados en la música occidental.

¿Es un instrumento específico del polirritmo?

Cualquier instrumento o voz puede participar en la polirritmia. No solemos escuchar polirritmias en las interpretaciones de instrumentos solistas, como un trombón solitario o un vocalista: estos instrumentos son monofónicos y representan una sola voz musical. Es cuando dos o más de estas voces se unen rítmicamente cuando se produce la poliritmia.

Un piano o una guitarra es un instrumento polifónico capaz de reproducir múltiples voces, ritmos y síncopas a intervalos simultáneos u opuestos. Todos los instrumentos son capaces de producir polirritmia sin acompañamiento.

Cómo utilizar los polirritmos en la música

Entender y crear polirritmos puede ser un concepto confuso. Aquí tienes un vídeo que explica cómo crear un polirritmo básico de 4 contra 3 utilizando tu DAW . El polirritmo de 4 tiempos utiliza negras, y el ritmo de 3 tiempos utiliza negras con puntillo. Cuando combinas los dos ritmos al mismo tiempo, como se demuestra en el vídeo, tienes un polirritmo.

Aprender a practicar los polirritmos

Aprender polirritmias puede ser difícil, pero no es nada que un poco de práctica no pueda solucionar. Para utilizar los polirritmos en tu música, tendrás que practicarlos con regularidad. A un baterista principal o a alguien con una formación rítmica le puede resultar más fácil encontrar su ritmo entre los tiempos cruzados y los off beats, pero no te desanimes. Aquí tienes un par de consejos rápidos para tener en cuenta al interpretar polirritmos.

Empezar con trozos más pequeños

Sin duda, la mejor manera de incorporar los polirritmos a tu música es empezar tocando el primer ritmo y, a continuación, incorporar poco a poco el ritmo secundario. Es una buena idea poner un metrónomo o una pista de clicks para mantenerte firme mientras cuentas los tiempos.

Utiliza tu cuerpo

Una de las mejores maneras de dominar los polirritmos es utilizar el cuerpo. Puedes utilizar las manos para golpear los dos tiempos en una mesa cercana, o incluso en tu regazo. Hacerlo puede ayudarte a entrar en un ritmo más rápido que tratar de contar en voz alta solo.

Utilizar una clave vocal

A muchos músicos les resulta útil asignar una frase vocal a un conjunto de polirritmias sencillas para facilitar el recuento. Por ejemplo, la frase "qué tiempo tan atroz" se suele utilizar para contar un polirritmo de 4 contra 3. Hay muchos ejemplos de frases útiles en Internet para ayudar con cualquier polirritmo, como se ve en este vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=c1pejTgLuhA

Utiliza tu DAW

Utilizar una estación de trabajo de audio digital o un secuenciador puede ser de gran ayuda a la hora de visualizar los polirritmos. Crea polirritmos en tu DAW y toma nota de cómo aparecen y suenan. Es conveniente que enciendas el metrónomo para que puedas seguir fácilmente el ritmo.

Preguntas frecuentes sobre el polirritmo

¿Todavía tienes problemas para entender los polirritmos? Aquí tienes una rápida serie de preguntas y respuestas frecuentes relacionadas con ellos para ampliar tu comprensión.

¿Para qué sirve el polirritmo?

La polirritmia sorprende al oído al tocar dos ritmos diferentes simultáneamente, lo que puede añadir mucho carácter a una canción. Es habitual en la música africana, el jazz y el rock progresivo. Esencialmente, los polirritmos pueden utilizarse en cualquier canción para añadir una capa extra de carácter.

¿Cuál es el polirritmo más común?

El polirritmo más común es la yuxtaposición de tresillos contra negras u ochos. Este polirritmo también se conoce como 3 contra 2 o 3:2. El motivo musical 3 contra 2 se conoce como hemiola. La hemiola se encuentra habitualmente en la música africana junto con la barroca, el rock y el jazz.

¿Cómo se identifica un polirritmo?

Los polirritmos pueden ser difíciles de descifrar, ya que juegan fácilmente con el oído. Dicho esto, puede ser útil elegir primero un ritmo del polirritmo y luego proceder a descodificar el segundo. A algunos les resulta útil asignar palabras a cada ritmo antes de pasar a los recuentos reales.

¿Cuál es la diferencia entre polirritmia y polimétrica?

La polimetría es la variación de la longitud de los compases en una misma pieza. La polirritmia es cuando dos ritmos diferentes suenan simultáneamente dentro del mismo compás. Ambos son términos diferentes que pueden utilizarse dentro de la misma composición.

¿Por qué es importante la poliritmia en los tambores africanos?

El ritmo está profundamente arraigado en la cultura africana. Por lo tanto, es lógico que esta cultura haya asumido la producción de ritmos más complejos como la polirritmia. La cultura africana ha llevado a la popularización de los polirritmos en géneros como el jazz, el rock y la música alternativa.

¿Qué géneros musicales utilizan polirritmias?

Hay muchos géneros musicales que utilizan polirritmias. Algunos ejemplos son la música de inspiración africana, el jazz, el rock progresivo e incluso la música contemporánea. Grupos como Gorillaz han utilizado polirritmias en su música. Otros ejemplos son Van Halen y The Police.

¿Qué es un estilo de canto polirítmico?

Como cualquier instrumento, la música puede cantarse con polirritmias. Por lo tanto, el canto polirrítmico consistiría en que dos vocalistas cantaran diferentes ritmos al mismo tiempo. Aunque es imposible que un solo vocalista pueda articular un polirritmo completo, sí se puede conseguir con dos o más vocalistas hábiles.

¿Qué es lo contrario de la polirritmia?

Lo contrario de un polirritmo sería un único ritmo que se toca solo, o monorrítmico. Esta es la forma en que se toca e interpreta la mayor parte de la música. Hay que tener en cuenta que una canción puede ser polimétrica y aún así no ser polirítmica. Las sensibilidades polirrítmicas pueden ser difíciles de dominar, ya que son menos comunes y difíciles de conceptualizar.

¿Cómo se calcula el polirritmo?

Para calcular la polirritmia, es conveniente averiguar primero el compás de la pieza. Una vez que hayas determinado esa pieza, escucha para ver si hay un énfasis colectivo de los dos tipos rítmicos en el "1". Si es así, procede a determinar los dos ritmos individuales.

No se puede negar que los polirritmos consisten en patrones complejos que pueden ser difíciles de dominar. Esperamos que este artículo te haya facilitado la tarea de tocar estos ritmos únicos con confianza. Disfruta experimentando con polirritmos complejos y sencillos en tu música.

Da vida a tus canciones con una masterización de calidad profesional, ¡en segundos!