Edición vocal: La guía completa para la edición de voces

Edición vocal: La guía completa para la edición de vocesEdición vocal: La guía completa para la edición de voces

La edición de las voces es una de las partes más importantes del proceso de producción. La interpretación vocal es la base sólida de una canción, así que cuando editas las voces, estás creando una plataforma para el resto de la producción.

Por suerte, compilar voces es mucho más fácil de lo que crees. A continuación, compartiremos nuestra guía completa sobre la edición de voces para que puedas convertir una interpretación en bruto en una grabación de nivel de calidad con cualquier vocalista. ¡Vamos a ello!

Edición de voces de principio a fin

Sin más dilación, aquí tienes los pasos esenciales para editar las voces. Ten en cuenta que cada mezcla de voces requerirá un enfoque diferente, pero estas estrategias son un buen punto de partida.

1. Asegúrese de tener suficiente material de partida

Uno de los escollos habituales de cualquier ingeniero novel es no tener suficiente material de grabación con el que producir. Si es posible, asegúrate de tener al menos 3 tomas de voz principal sólidas antes de pasar al proceso de edición vocal. También deberías tener muchas tomas de pistas sin procesar de los coros, adlibs y armonías.

Este paso es importante para que puedas componer una pista vocal sólida de forma adecuada. Si no tienes suficiente material del que abastecerte, será más difícil crear una interpretación vocal sólida.

Ten en cuenta que el número de tomas necesarias para una sesión vocal sólida variará mucho en función del vocalista. Algunos vocalistas son capaces de realizar una actuación sólida en todo momento, mientras que otros pueden necesitar un poco más de seguridad y paciencia.

Una gran mezcla comienza con una grabación vocal estelar

edición de voces

No olvides que la elección del equipo adecuado puede hacer o deshacer tu sonido. Por ejemplo, si estás captando una voz pop que debe elevarse por encima de una mezcla densa, querrás utilizar algo como un micrófono de condensador que ayude a captar las frecuencias altas.

2. Compilación de sus tomas vocales

Una vez que tengas una variedad de tomas vocales para elegir, puedes crear una pista de composición. Una pista de composición es otra pista de audio en la que puedes unir diferentes tomas vocales. Deberás mantener la interpretación vocal lo más coherente posible, o bien tomar principalmente la mejor toma general que destaque entre las demás.

Esto ayudará a que la interpretación vocal sea coherente y cohesiva para el oyente. Esto puede hacerse durante la postproducción, o puedes trabajar directamente con tu vocalista para elegir diferentes secciones juntas mientras compones las voces.

Intenta componer sólo un par de segundos cada vez para que tus oídos tengan la oportunidad de evaluar adecuadamente cada toma vocal. También puedes ir por frases musicales para ayudar a la coherencia.

Cuidado con la ganancia

Cuando edites las voces, o cualquier parte de la mezcla, deberás tener en cuenta aspectos como la ganancia del clip. Este es un paso crucial porque si el audio procesado es demasiado alto, no tendrás suficiente espacio para crear capas en la mezcla o pasar a la masterización. En general, deberías dejar entre 3 y 6 dB de margen de maniobra durante el proceso de edición de voces.

3. Arreglar cualquier problema de sincronización vocal

La mayoría de los vocalistas deberían ser capaces de cantar bastante al compás, pero a veces, esa sincronización puede limpiarse para mejor a lo largo del proceso de mezcla. Si observas algún problema obvio de sincronización, no dudes en aislar la sección correspondiente y ajustar la retícula en tu DAW según sea necesario. No es necesario que todos los ritmos sean increíblemente limpios, pero las incoherencias de sincronización no deberían ser obvias al escucharlas.

Para realizar cambios más drásticos, puedes utilizar los conmutadores de deformación o la función de audio elástico si trabajas con Pro Tools.

4. Eliminar el exceso de respiración y crear desvanecimientos

editar voces

Cuando se mezclan las voces , es una práctica habitual en la música pop y otros géneros eliminar los sonidos del cantante al tomar aire. Para ello, edita manualmente las voces y crea fundidos entre las partes editadas para conseguir un sonido más coherente.

En algunos casos, un plugin de ganancia puede ayudar. Estos plugins pueden utilizarse para bloquear el ruido por debajo de un umbral determinado. Puedes jugar para encontrar los mejores ajustes para tratar el ruido de la respiración en la mezcla.

También querrás añadir pequeños fundidos entre frases cortas que puedan crear un contraste evidente en la mezcla para el oyente. En algunos casos, puedes dejar un par de respiraciones para conservar el carácter de la interpretación original.

5. Cuidado con la sibilancia

La sibilancia se refiere a cualquier ruido áspero de "S", "P" o "T" que aparezca en la mezcla. Estos sonidos pueden reducirse durante el proceso de grabación utilizando herramientas como un filtro antipop , pero la sibilancia puede seguir apareciendo con ciertas frases dependiendo de los cantantes.

Estos chasquidos de audio pueden abordarse utilizando un de-esser . Los de-essers son esencialmente compresores que se dirigen a la gama de frecuencias altas donde suelen residir los ruidos de sibilancia. También puedes intentar reducir estas frecuencias problemáticas con la ayuda de un ecualizador.

6. Eliminar el exceso de ruido

Antes de realizar cualquier tipo de procesamiento aditivo (como añadir efectos , potenciar ciertas frecuencias, etc.) es fundamental que limpies tu voz lo máximo posible. La razón por la que debes centrarte primero en el procesamiento sustractivo (desensamblaje, ecualización, etc.) es porque el procesamiento aditivo se basará en lo que ya has creado, para bien o para mal.

Antes de pasar al siguiente paso, asegúrate de que tu voz está lo más limpia posible y de que has eliminado cualquier exceso de ruido. Ten en cuenta que la mejor manera de limpiar las grabaciones con ruido es tener una grabación clara, para empezar. Si tu audio suena demasiado ruidoso, quizá merezca la pena volver al estudio para otra sesión.

En general, cuanto menos procesamiento tengas que utilizar en las pistas grabadas, mejor. También puedes utilizar una herramienta como un ecualizador dinámico para ayudar a recortar ciertas frecuencias en respuesta a otras.

7. Utilizar la corrección de tono

Utilizar un software de corrección de tono no es "hacer trampa", es el estándar de la industria. De hecho, la mayoría de las canciones profesionales utilizan algún tipo de corrección de tono. La mayoría de los oyentes no saben cómo detectarla. Incluso hay excepciones a esta regla, ya que los géneros emergentes del hiperpop y el rap emo tienden a utilizar un autotune detectable como componente característico de su sonido.

En cualquier caso, no te sientas culpable por utilizar la corrección de tono. Una ligera corrección de tono puede ayudar a convertir una voz fuerte en una casi perfecta, y hacer que la música sea más agradable para el oyente.

8. Forma para el tono

También se puede dar una forma considerable al tono con la ayuda de un ecualizador o un filtro. Por ejemplo, algunos ingenieros de mezclas pueden utilizar un filtro de paso alto para cortar parte de la información vocal de gama baja que no es necesaria. También se puede utilizar un filtro de estantería para enfatizar las partes más agradables desde el punto de vista sonoro de una interpretación vocal.

9. Comprimir la voz

cómo editar las voces

La compresión es uno de los efectos más importantes para las voces, hasta el punto de que no es raro tener varios compresores en una misma voz. Básicamente, un compresor reduce los picos más altos y amplifica los sonidos más bajos de una pieza musical.

Esto puede ayudar a crear una sensación de consistencia para el oyente. Algunos compresores se utilizan exclusivamente para suavizar la amplitud percibida de una pista, mientras que otros ayudan a dar forma al sonido.

Puedes utilizar el primer compresor para suavizar los picos y el siguiente para colorear el sonido o dar más forma a los transitorios. Algunos géneros se prestan a un sonido más comprimido. En ese caso, es posible que quieras ajustar el tiempo de ataque para tener un ataque rápido, para que el compresor se ponga en marcha tan pronto como el audio alcance el umbral establecido.

10. Considerar la posibilidad de añadir efectos

La última etapa del proceso de edición consiste en añadir efectos a una toma vocal ya estelar. En este punto, la voz procesada debería valerse por sí misma, pero los efectos pueden utilizarse para mejorar la experiencia auditiva o ayudar a que la interpretación se integre mejor en la mezcla. Una vez que hayas añadido el procesamiento básico a tu voz, considera la posibilidad de añadir algunos de los siguientes efectos:

Reverb

La reverberación es un efecto vocal estándar basado en el tiempo que crea reflexiones artificiales utilizando el audio en bruto. Cuanta más reverberación se añada a las pistas vocales, más lavado/sueño tendrá el sonido.

Retraso

El retardo es otro efecto que se utiliza habitualmente en las voces y que puede ayudar a crear transiciones fluidas entre las secciones de la canción o dar a las voces un poco más de presencia.

Distorsión

La distorsión pesada puede utilizarse en géneros de rock o adyacentes, pero muchos ingenieros de mezcla utilizan la distorsión para crear una presencia más cálida en una mezcla.

11. Asegúrate de que tu pista vocal se funde con la instrumental

Cuando vuelvas a escuchar la edición de la voz, querrás asegurarte de que está cohesionada y encaja con el resto de la música. Una grabación vocal limpia está muy bien, pero si no funciona en el contexto del resto de la canción, tienes un problema.

Tus voces deben vivir en el estilo del resto de la canción. Es posible que tengas que jugar con diferentes efectos y modos de procesamiento para que tu interpretación vocal llegue a donde tiene que estar. En caso de duda, escucha una mezcla de referencia de una canción similar para saber cómo ha enfocado la voz el ingeniero.

Con un poco de paciencia y práctica, la edición vocal será pan comido. Esperamos que estas estrategias te faciliten la creación de una mezcla vocal cohesiva que destaque el talento natural de tu cantante. ¡Feliz mezcla!

Da vida a tus canciones con una masterización de calidad profesional, ¡en segundos!