Cómo mezclar voces: Guía para principiantes

Cómo mezclar voces: Guía para principiantesCómo mezclar voces: Guía para principiantes

Aprender a mezclar voces es un arte en sí mismo. Al fin y al cabo, la voz humana es uno de los instrumentos más dinámicos. El sonido vocal puede reajustarse en una amplia gama de frecuencias, y cada interpretación vocal es única.

Dado que las pistas vocales suelen ser el pegamento de todas las pistas, una gran mezcla vocal puede separar fácilmente una mezcla amateur de una profesional. Aunque la mezcla de voces es, sin duda, intimidante, si sigues un método de procesamiento probado y verdadero, seguro que acabas con una mezcla de voces excelente.

Por suerte, en este artículo compartiremos una guía completa sobre cómo mezclar voces para obtener una mezcla profesional. Desglosaremos el razonamiento que hay detrás de ciertas técnicas de mezcla de voces para que puedas entender el "por qué" de cada etapa y darle tu propio giro. Vamos a sumergirnos en ello!

16 pasos para mezclar voces

Sin más preámbulos, aquí están los pasos absolutamente esenciales de la mezcla de voces. No todas las grabaciones vocales se procesarán en este orden concreto, pero estos pasos clave son bastante fundamentales para el procesamiento de la interpretación vocal.

  1. Prepare a su vocalista
  2. No te tomes la grabación a la ligera
  3. Organice su sesión y cree un plan de juego
  4. Eliminar las imperfecciones evidentes
  5. Crear una composición vocal
  6. Corrección del tono
  7. Automatización de la ganancia
  8. Ganancia de la puesta en escena
  9. Ecualización sustractiva
  10. Utilizar un desespinador
  11. Compresión
  12. Ecualización tonal
  13. Efectos adicionales de compresión y espaciales
  14. Haciendo espacio en la mezcla
  15. Automatización del volumen
  16. Toques finales


Paso 1: Prepare a su vocalista

Para empezar, es importante que tu vocalista sepa cuál es la forma más eficaz de cantar sus voces. Si alguien está grabando voces de rap, seguro que tendrá una configuración de micrófono diferente a la que tendría para alguien que está grabando voces de ópera. La cuestión principal es que cada mezcla vocal debe enfocarse de forma diferente, empezando por el proceso de grabación inicial.

Si tu vocalista es relativamente nuevo en las grabaciones de estudio, anímale a reducir sus sonidos consonantes durante la emisión vocal y enséñale dónde debe colocarse mientras canta para que el micrófono funcione correctamente. El manejo de la dinámica comienza con la colocación adecuada del micrófono y del vocalista, así que asegúrate de que éste se sienta cómodo y sepa exactamente qué hacer antes de pulsar el botón de "grabar".

¿Vas a grabar tus propias voces ? Si es así, asegúrate de descansar e hidratarte bien antes de la sesión para conseguir voces de calidad de estudio a la primera. Asegúrate de que te sabes la letra de memoria y practica la voz un par de veces fuera del micrófono para asegurarte de que has perfeccionado tu interpretación vocal preferida.

Paso 2: No te tomes la grabación a la ligera

El segundo paso de una buena mezcla vocal es conseguir una grabación excelente. La premezcla es tan importante como la postmezcla, así que asegúrate de no escatimar en estos pasos. Aquí tienes algunos consejos generales sobre la mezcla de voces que debes tener en cuenta durante la fase de grabación.

Eliminar el ruido de fondo no deseado

Para empezar, debes aislar la voz lo máximo posible. La sala debe estar bastante "muerta", de modo que si se aplaude, no se oiga ningún eco ni reflejo del sonido en los paneles de la cabina vocal. El tratamiento acústico merece un artículo propio, pero haz lo que puedas para mantener el sonido vocal lo más puro posible. Utilizar paneles de sonido profesionales, espuma, trampas de graves y todo lo que puedas para eliminar el ruido no deseado es siempre un buen enfoque.

Seleccione el micrófono adecuado

Asegúrate de seleccionar el micrófono adecuado en función del vocalista y del tipo de sesión. Los micrófonos de cinta, los de condensador y los dinámicos tienen perfiles de sonido radicalmente diferentes, así que asegúrate de conocer tu equipo. Si lo haces, conseguirás mejores voces principales y protegerás tu equipo durante años.

No te olvides de utilizar equipos de hardware como preamplificadores y compresores. Prueba tu cadena vocal con antelación y ajústala según sea necesario con tu vocalista.

Obtenga más de lo que necesita

En caso de duda, graba otra toma vocal. Siempre es mejor tener más de lo que necesitas que menos, y deberías aspirar a tener al menos 3 grabaciones vocales sólidas antes de plantearte pasar a la fase de mezcla del proceso. También deberás tener en cuenta la duplicación de voces, la grabación de tomas a la izquierda y a la derecha del micrófono, o la grabación de armonías para utilizarlas en una futura mezcla.

Aprovecha al máximo la sesión vocal para evitar tener que volver a grabar en el futuro. Comprueba las voces durante toda la sesión para ver si hay signos de saturación o chasquidos excesivos. Tendrás que adaptar el micrófono y los ajustes de entrada a las necesidades de cada vocalista.

Paso 3: Organizar la sesión y crear un plan de juego

Una vez que hayas terminado la grabación, es el momento de organizar una sesión. Etiqueta las voces principales, las armonías y los coros como corresponde y guarda el proyecto como una sesión independiente.

Esto debe hacerse antes de manipular las voces de cualquier manera, por si alguna vez necesitas volver a las grabaciones originales. También es una buena idea hacer una copia de seguridad de las voces originales en una unidad separada o en un espacio de almacenamiento en la nube. No se sabe si tu cliente te las pedirá en el futuro, y también es una buena idea tenerlas en un espacio separado en caso de que pierdas tu copia local.

Antes de empezar a mezclar, piensa en la mezcla en relación con el resto del proyecto. Aunque no hay reglas fijas para la mezcla de voces, algunos géneros tienen características de sonido específicas que vale la pena tener en cuenta al preparar la sesión de mezcla.

Hip Hop

Las voces del Hip Hop se procesan para que estén en primer plano y en el centro, con mucha compresión y, a veces, con efectos más estilísticos como un autotune o una distorsión notables. También hay una presencia notable en ciertas frecuencias en el rango medio-alto que puede ser menor en una voz pop.

Pop y R&B

Las voces de pop y R&B buscan un sonido nítido con una sutil corrección del tono. Querrás tener unas voces dinámicas y consistentes con mucho brillo y resplandor en el extremo superior del espectro de frecuencias.

Rock y metal

El rock y el metal tienen un sonido más indulgente y agresivo con mucha compresión vocal. Dependiendo del estilo del tema, la voz puede situarse más atrás en la mezcla en comparación con el pop.

EDM

La música EDM o electrónica suele adoptar el enfoque pulido de una voz pop, pero con un procesamiento más pesado y evidente. Estas voces están afinadas a la perfección.

Jazz

La música de jazz pretende producir una pista vocal pura en la medida de lo posible. Con el jazz, querrás dejar intacta la dinámica básica para mantener la sensación de actuación en directo en una grabación de estudio.

Paso 4: Eliminar las imperfecciones evidentes

Ahora que estás organizado, es el momento de empezar a revisar tus pistas vocales. Comprueba si hay alguna imperfección evidente, como una respiración fuerte, ruidos en la grabación o problemas de sincronización, y arréglalo. Intenta hacer todo lo que puedas en el archivo de audio real antes de recurrir a un ecualizador o a un plugin externo.

También puedes marcar las secciones ásperas de una grabación vocal para abordarlas más tarde. La coordinación de colores y el etiquetado son tus mejores amigos en este proceso. Toma nota de lo que quieras abordar más adelante en tu mezcla para tener un punto de partida claro.

Paso 5: Crear una composición vocal

Ha llegado el momento de elaborar tu composición vocal para la voz principal de tu tema. Para ello, escucha cuidadosamente cada pista vocal para elegir la mejor interpretación vocal. Es una buena idea escuchar los mismos 2 compases de la misma sección para cada toma en lugar de escuchar cada toma en su totalidad para tomar la decisión.

Nuestros oídos sólo pueden retener una cantidad de información a la vez, así que haz la evaluación vocal pista por pista. Asegúrate de escuchar una voz seca para obtener la representación más precisa de las grabaciones vocales.

Condensa las pistas vocales en una única pista vocal, que servirá como composición vocal. No te preocupes si notas frecuencias problemáticas o una mezcla cargada en tu composición: Estos problemas se solucionarán en el futuro. En esta fase, lo único que quieres es que las voces se reduzcan al máximo.

También puedes identificar los picos más altos de tu composición vocal y reducir la ganancia de cada una de esas secciones. Sin embargo, no te preocupes por hacer esto manualmente: tu compresor te ayudará a avanzar, pero el uso de la reducción de ganancia manual en los picos más altos de tu música puede facilitar la automatización de la ganancia en el futuro.

Pistas de referencia

Siempre es una buena idea tener una pista de referencia en cualquier fase del proceso de producción musical, sobre todo cuando todavía estás entrenando el oído. Coge una pista masterizada que tenga un ambiente similar al de la sesión que estás produciendo y llévala a tu sesión de mezcla vocal.

De este modo, podrás consultar fácilmente los niveles y la mezcla general de una pista similar. Esto es ideal para entrenar el oído y te facilitará la producción de voces aptas para la radio mientras aún estás aprendiendo a hacerlo todo.

Paso 6: Corrección del tono

En casi todas las grabaciones de estudio se utiliza algún tipo de corrección de tono, aunque en algunas mezclas el efecto es más sutil. Sin embargo, no te equivoques: aplicar la corrección de tono no es hacer trampa. La mayoría de las veces, es una parte esencial del proceso de mezcla de voces que transforma una gran composición vocal en una voz lista para la radio.

A menos que busques un efecto estilístico, utiliza un plugin con ajustes sutiles para que no elimine todos los caracteres humanos de la voz. Decidí utilizar el plugin Waves Tune Real Time, que suaviza las cualidades tonales sin ser demasiado obvio. Puedes añadir una corrección de afinación adecuada con cualquiera de los plugins de autotune habituales, como Autotune, Melodyne o, más recientemente, Metatune.

Una vez que hayas procesado tu voz compuesta a través de la corrección de tono, puede ser aconsejable imprimir la voz para ahorrar potencia de procesamiento. Es una buena idea guardar una sesión separada o crear una copia de la voz afinada en directo por si acaso.

Paso 7: Obtener la automatización

La automatización de la reducción de ganancia es uno de los procesos vocales más importantes para ayudar a reducir el rango dinámico de tu voz, sin quitarle demasiada energía. Básicamente, el objetivo de la reducción de ganancia es crear un sonido consistente en todo momento, sin demasiada variación en el rango dinámico o el volumen percibido de la misma pista.

Uno de los mejores consejos para la mezcla de voces es utilizar un plugin de ganancia para este proceso, en lugar de un regulador de volumen, ya que será útil para la automatización del volumen en el futuro. Simplemente automatiza el plugin de ganancia para que tu voz tenga más o menos la misma amplitud en todo momento.

Este proceso puede ser tedioso, pero también puedes utilizar un plugin de ganancia como Waves vocal rider para ayudar a automatizar el grueso de la automatización de la ganancia. Si ves que la automatización está generando ruido de bajo nivel no deseado, utiliza un plugin de puerta de ruido para cortar cualquier sonido por debajo de un umbral preestablecido.

Cualquier plugin de puerta de ruido debería funcionar bien para este proceso, pero puede que tengas que jugar con el tiempo de ataque para asegurarte de que la puerta no corta partes clave de tu voz.

Paso 8: Ganancia de la puesta en escena

El escalonamiento de la ganancia es una palabra elegante para asegurar que tu mezcla no tiene picos. Se trata de ajustar cada una de las pistas a un nivel determinado, de modo que el fader principal no supere los 0 dB. La mayoría de los consejos para mezclar aconsejan proporcionar un "headroom" para que sea más fácil masterizar la pista.

Por lo tanto, tu ecualizador maestro debería descansar en algún lugar entre -3 y -6 dB una vez que hayas terminado con tu mezcla. Simplemente baja los faders de cada pista y ajusta las diferentes pistas a tu gusto a medida que avanzas. Recuerda que tu objetivo final debe ser producir una mezcla con una cantidad adecuada de espacio libre para que pueda ser masterizada sin problemas.

El escalonamiento de la ganancia también te da la oportunidad de comprobar cuáles son los elementos más importantes de una sesión determinada. Normalmente, las voces y/o la batería son los elementos más presentes en una mezcla, por lo que estos elementos pueden acabar teniendo algunos de los faders más altos de la sesión.

Paso 9: EQ

Si aún no lo has hecho, es hora de utilizar procesos de ecualización sustractiva y aditiva para eliminar las frecuencias problemáticas de tu composición vocal. Estas son algunas de las principales herramientas que puedes utilizar para limpiar tu voz:

Filtrado de paso bajo o alto

Estos filtros se utilizan para cortar las frecuencias innecesarias en los límites superior e inferior del espectro de frecuencias. Un filtro de paso alto puede usarse para cortar cualquier sonido bajo que no sea necesario escuchar en una voz. Un filtro de paso bajo puede cortar cualquier aire innecesario en el extremo superior de una pista.

Filtro de estantería

Un filtro de estantería puede utilizarse para potenciar un rango de frecuencias específico, normalmente en el extremo superior o inferior de la pista. Para este tipo de procesado puede ser útil utilizar un ecualizador dinámico, de forma que el filtro se ajuste automáticamente en función de las frecuencias en cada momento.

Barrido EQ

El barrido del ecualizador está diseñado para reducir las frecuencias fuertes de una señal. Puedes ajustar cada banda de frecuencias para reducir los tonos desagradables que puedan sobresalir en la mezcla. Es mejor evitar los ajustes agresivos si es posible, ya que incluso un pequeño ajuste del ecualizador podría producir un tono totalmente diferente para su voz.

Recuerde que esta guía sólo debe utilizarse como punto de partida. Muchos productores optan por ecualizar después de la compresión, o mejor aún, comprimir antes y después utilizando varios compresores. Este es sólo un modelo único para la mezcla de voces, pero siempre que utilices tus plugins y tus oídos para adaptarte a tus objetivos de mezcla, no hay una única forma correcta de procesar las pistas.

Paso 10: Utilizar un desespumante

La función básica de un de-esser es actuar como el primer objetivo del compresor hacia cualquier sibilancia restante, o sonidos consonantes duros o "S". Este primer compresor sólo aprieta en el rango de frecuencias especificado, normalmente en el extremo superior del espectro, donde estos ruidos ásperos tienden a levantar la cabeza.

Es una buena idea utilizar un plugin de desensamblaje, pero asegúrate de hacerlo de forma sutil. Demasiado podría dar lugar a una voz demasiado comprimida, lo que daría lugar a una mezcla densa y carente de vida y energía. El de-esser debería reducir la sibilancia, pero no debería quitar la energía central de la voz.

Paso 11: Compresión

La compresión ayuda a realzar las partes más bajas de la voz, proporcionando una experiencia auditiva más consistente desde el punto de vista dinámico. También puede proporcionar mucho procesamiento tonal, dando a tu mezcla vocal potencialmente más color y calidez para ayudar a que se sienta entre una mezcla.

Cuando utilices un compresor, es importante que hagas sutiles ajustes en el ataque y la liberación hasta que veas que has creado un sonido natural pero elevado para tu voz. Es posible que al principio tengas un umbral muy alto en tu compresor para que puedas escuchar lo que está haciendo, pero asegúrate de reducirlo a un nivel que sea necesario para tus necesidades.

Definitivamente, no es conveniente comprimir en exceso una voz, ya que esto puede eliminar fácilmente toda la energía motriz de la mezcla. La compresión debe ayudar a que tu voz sea consistente y potente, no aplastada y aburrida. Utiliza el botón de bypass de tu compresor para que puedas notar la diferencia entre tu mezcla vocal con y sin el plugin.

Como siempre, utiliza tu pista de referencia como guía: Si tu voz parece más aplanada que tu pista de referencia, puede ser una señal de que es hora de bajar la relación de compresión.

Paso 12: Ecualización tonal

El procesamiento con plugins puede añadir mucho carácter a tu mezcla. Por eso, en muchos casos, utilizarás un ecualizador para múltiples propósitos, incluido el de dar forma al tono de tu voz.

Puedes realizar procesos de ecualización tonal añadiendo sutiles realces a determinadas secciones. Por ejemplo, en el caso de una voz pop, puedes añadir un ligero refuerzo en el rango de frecuencias más alto para añadir un poco más de presencia a la interpretación vocal.

Es posible que también tengas que corregir algunos de los tonos añadidos a través de la compresión. Juega primero con tu compresor para ver si puedes eliminar las frecuencias no deseadas de la fuente, pero si te resulta difícil, siempre puedes añadir un ecualizador a continuación en el cambio para mitigar esa frecuencia problemática.

Paso 13: Compresión adicional y efectos espaciales

Una de las últimas partes de la mezcla de voces es añadir compresión adicional y otros efectos. La compresión en serie es bastante común, ya que muchos compresores tienen su propio "sabor", cada uno de los cuales añade sutilmente un poco de carácter a la voz. También puedes utilizar los compresores para diferentes cosas: Uno puede usarse únicamente para añadir un poco de calidez adicional, mientras que otro se encarga de crear una voz más consistente dinámicamente.

Después de la cadena de compresión y ecualización, puedes considerar efectos espaciales como reverberaciones, retardo, phasers, etc. Ten en cuenta que todos estos procesos pueden afectar drásticamente al tono de tu voz, por lo que es posible que tengas que ajustarlos mediante la configuración del plugin o un ecualizador tonal.

Un enfoque común que suele producir un mayor control general de la voz es el llamado procesamiento paralelo. En este método, se coloca un efecto en una pista de envío o en una pista de efectos separada, en lugar de colocarlo directamente en la pista de la voz. Puedes seguir colocando el efecto directamente en la pista mientras creas tu pista de envío, aunque tiene sentido tener una pista directa con un ajuste bastante bajo, ya que enviarás la mayor parte del procesamiento a través de la pista de efectos.

La voz original se "envía" parcialmente a esta pista de efectos, produciendo una señal procesada independiente junto a la voz original. De este modo, las pistas mezcladas coexisten, ofreciéndote las ventajas de la pista procesada sin mitigar la energía de la señal sin procesar.

Es una práctica habitual utilizar compresión paralela, reverberación, un doblador de voz o incluso con retardos. Adelante, experimenta. Tus oídos son los que mejor juzgan, así que encuentra lo que tiene más sentido en el contexto de tu mezcla y ve a por ello.

Paso 14: Hacer espacio en la mezcla

A menudo, con las voces hay que dejar espacio para las frecuencias clave que compiten en una mezcla. Como las voces suelen estar en la gama de frecuencias medias, a menudo compiten con instrumentos principales como sintetizadores, pianos o guitarras.

A veces, tiene sentido procesar estos elementos para que la voz destaque sobre el resto de la sesión. Esto podría significar el uso de un ecualizador dinámico para eliminar frecuencias sólo durante el estribillo de una canción, o el uso de la compresión de cadena lateral para que ciertos elementos se ajusten más a la voz.

No olvides que a veces tu herramienta de mezcla vocal más poderosa es el regulador de volumen. Si necesitas dar más protagonismo a una canción, sube el volumen. Si compite con la voz principal, baja el atenuador antes de intentar complicarte demasiado con una serie de efectos.

Por supuesto, estos ajustes de volumen deben realizarse teniendo en cuenta la importancia del escalonamiento de la ganancia. Recuerda que siempre hay varias formas de combatir un problema de procesamiento concreto, así que merece la pena que sopeses tus opciones por si alguna tiene más sentido para tu sesión.

Paso 15: Automatización del volumen

La automatización del volumen puede ayudar a devolver la vida a tu voz después de los procesos de compresión en serie, o simplemente añadir un poco de salsa secreta extra para ayudar a que una voz principal llegue mejor al oyente. Sólo tienes que automatizar el regulador de volumen para crear más energía en la mezcla de voces.

Sin embargo, esto debe hacerse con cautela, y sólo después de haber completado todos los demás procesos anteriores. La automatización del volumen sólo debe amplificar los efectos de una voz bien procesada, y si tu voz no está limpia antes de automatizarla, puede ser difícil mantener la automatización intacta.

No todas las mezclas de voces requieren automatización, pero es algo que hay que tener en cuenta, especialmente durante los estribillos y los clímax de la pista.

Paso 16: Toques finales

Ahora que has perfeccionado tu voz principal, es el momento de escuchar, recoger los comentarios de las personas en las que confías y volver a escuchar. Compara tu voz con la pista de referencia para ver cómo lo has hecho: ¿la voz se adapta a la mezcla como querías? ¿Hay algo que tengas que volver a ajustar?

Desgraciadamente, la mezcla de voces puede ser un proceso tedioso que requiere un proceso constante de prueba y error. No te desanimes si te encuentras con una mezcla tras otra. Muchos productores e ingenieros de primera categoría tienen que volver a la mesa de dibujo una y otra vez. En todo caso, es un signo de progreso si puedes notar las imperfecciones de tu mezcla que de otro modo habrías ignorado cuando tus oídos no estaban tan afinados.

Aclare, repita, y registre y necesite.

Cómo mezclar voces FAQ

¿Todavía te cuesta entender el arte de la mezcla de voces? Aquí tienes un par de preguntas y respuestas habituales para ampliar tu comprensión.

¿Cómo mezclan las voces los profesionales?

Al igual que cualquier otra fase del proceso de mezcla, cada ingeniero tiene su propia salsa secreta cuando se trata de mezclar voces. Dicho esto, hay una serie de procesos que casi todos los ingenieros utilizan para limpiar una voz, como la composición vocal, el escalonamiento de la ganancia, la ecualización sustractiva y aditiva, la desensamblaje, la compresión y la adición de efectos espaciales como la reverberación.

¿Por qué mi voz suena como la de un aficionado?

Tus voces pueden sonar como las de un aficionado por varias razones, como la utilización de un proceso de grabación deficiente o la falta de comprensión de cómo incorporarlas a la mezcla. La buena noticia es que es fácil mejorar la mezcla de voces con el tiempo a medida que se aprende a desarrollar la capacidad de escucha crítica.

¿Qué volumen deben tener las voces en una mezcla?

En la mayoría de los tipos de música, la voz debería ser uno de los elementos más ruidosos de la mezcla, posiblemente compitiendo con la batería. La sonoridad es bastante relativa al resto de la sesión, pero la voz no debería estar saturada. En general, las voces deberían alcanzar un pico de -10 dB.

¿Hay que panetizar las voces?

Una voz principal suele permanecer en el centro de la mezcla, pero eso no quiere decir que no se puedan crear dobles vocales con paneo duro o suave. La panoramización también se puede utilizar para conseguir un efecto estilístico, o en los coros, armonías o improvisaciones para añadir más carácter a la mezcla.

¿Cómo se añade calidez a las voces?

Puedes añadir calidez a tus voces utilizando la saturación. La calidez también puede lograrse mediante el procesamiento de ecualización tonal y el uso de ciertos micrófonos que pueden añadir más color y características a tus voces. Ciertos compresores también pueden añadir calidez, especialmente los que están hechos para imitar equipos analógicos.

¿Hay que mezclar antes o después de las voces?

Cada canción puede requerir su enfoque logístico y estilístico. Puede ser útil grabar las voces antes de mezclarlas, ya que inevitablemente tendrás que ajustar los elementos del resto de la sesión para que las voces encajen correctamente en la mezcla. Dicho esto, puedes mezclar las voces después de la sesión inicial si es necesario.

¿Qué frecuencia de ecualización es la voz?

La mayoría de las frecuencias vocales principales se sitúan entre 100 y 300 Hz. Sin embargo, cada voz es diferente, por lo que es de esperar que el extremo superior e inferior fluctúe en función del vocalista. Este rango medio puede ser especialmente difícil de mezclar, ya que puede competir con muchos otros instrumentos.

¿Debo mezclar las voces con el ritmo?

La voz debe trabajar en tándem con el ritmo. Aunque los dos elementos siempre compiten entre sí, debes decidir en qué momento quieres que brille cada elemento y procesarlo en consecuencia. En los casos más extremos, puedes incluso utilizar la compresión sidechain entre los dos archivos de audio.

¿Cuál es un buen ajuste de reverberación para las voces?

Una buena reverberación ayuda a añadir algo de atmósfera a tu voz principal sin que pierda presencia dentro de la mezcla. Puedes aplicar la reverberación directamente a la pista de voz, o utilizar el procesamiento paralelo para tener más control sobre la reverberación y la mezcla de la misma.

¿Mi voz está demasiado alta en una mezcla?

Las voces suelen estar demasiado altas en una mezcla si alcanzan picos de más de -10 dB (aunque no es una regla inamovible), o si dominan por completo todos los demás sonidos de la mezcla. Es una buena idea utilizar una pista de referencia para tener algo en lo que reflejar los niveles vocales adecuados mientras se mezcla.

No olvides que aprender a mezclar voces correctamente requiere mucho tiempo y entrenamiento. Tendrás que dedicar tiempo a estudiar las múltiples etapas de la mezcla para averiguar tu estilo de mezcla; además, se necesita tiempo para entrenar el oído.

Sin embargo, con un poco de práctica y la ayuda de estas técnicas de mezcla vocal, podrás mezclar voces como un profesional en muy poco tiempo. Diviértete produciendo voces listas para la radio!

Da vida a tus canciones con una masterización de calidad profesional, ¡en segundos!